dissabte, 19 de maig de 2012

EL 15M ROMANO

 Artículo publicado el viernes, 18 de mayo de 2012 en "Romapedia"
Autor: Lidernostri
Pasado el aniversario del inicio del movimiento que ha venido a llamarse 15M, desde la RomaPedia nos gustaría rescatar del recuerdo un episodio que ya fue mencionado, pero traerá a la luz que, el movimiento indignado ya fue “inventado”por los romanos y con éxito. Pongámonos en contexto; Roma se configuró como cualquier república de la Historia Antigua como un régimen aristocrático donde un grupo minoritario (Patricios) acumulaba privilegios y prebendas frente a una mayoría que carecía de los mismos (Plebeyos). El crecimiento de Roma pronto hizo llamar a ricos hombres de las ciudades colindantes que, pese a tener fortunas superiores a la de los propios senadores, no tenían derechos similares. Además, la legislación senatorial ahondaba en las diferencias y restaba poder a los plebeyos, que a la sazón eran el núcleo del ejército, la mano de obra en los campos y los “responsables” del funcionamiento normal de la ciudad (trabajos de gestión). Los Plebeyos, tanto los ricos como los pobres, tomaron conciencia de la realidad, de su importancia y de lo injusto de la Constitución romana. Las luchas sociales, semillas de lo que hoy son las Huelgas, son los episodios conocidos como Secessio Plebis y abarcan, en capítulos, desde el 494 a.C hasta el 287 a.C. (Les llevó su tiempo, si), pero la relativa paz social (salpicada por caudillos populistas que terminaron con ella) favoreció que Roma se expandiese formando el Imperio que fue.
Graco se dirige a la Asamblea Plebeya. Nótese la similitud con la foto anterior.
Pero de todas las Secessio Plebis solo nos fijaremos en la primera y en la última, por mostrar mayores semejanzas con el actual movimiento 15M. En el 494 a.C. (en el 509 se instauró la República) los plebeyos se enfrentaron contra los patricios pues la ley establecía el Nexum; si un deudor no podía hacer frente a la deuda, perdía su libertad y pasaba a ser esclavo del acreedor. Sucedía que, si el plebeyo tenía la obligación de formar parte del ejército, durante la campaña (que eran anuales) los campos que tenía que cultivar se abandonaban, o no podía hacer su trabajo, por lo que no llevaba dinero a casa, o cuando no caía en combate y una familia perdía su sustento. Como protesta, los plebeyos se negaron a alistarse en el ejército para una nueva guerra, con lo que los patricios, presionados por la amenaza de Ecuos y Volscos, cedieron en principio a prohibir que los deudores pudiesen perder su libertad, pero una vez pasada la amenaza bélica, los patricios dar marcha atrás y restablecieron el Nexum. Ante este comportamiento, los Plebeyos salieron de Roma, hacia el Mons Sacer (monte Sacro), con la intención de fundar una comunidad, diferente a Roma, con sus propias instituciones. Permanecieron durante días allí, negándose a hacer vida en Roma, hasta que el cónsul Menenio Agrippa aceptó instituir la figura del Tribuno de la Plebe, así como el Concilium Plebis (Asamblea Plebeya), cuyas decisiones tenían fuerza de ley para los plebeyos. Es decir, aun manteniendo cerradas las capas superiores del Poder en Roma, se les concedía que, dentro de su ámbito, los plebeyos tenían derechos políticos y capacidad de veto sobre algunas decisiones del Senado.
Ceres, cabeza de la llamada triada plebeya.
Pero no era suficiente, y con el tiempo las protestas continuaron, hasta la últimaSecessio Plebis, en el 287; cuando la realidad creada en el 494 favoreció en Roma la aparición de dos estados de facto, por un lado, un mundo patricio y, por otro, plebeyo. Pese a conseguir en anteriores protestas, que los plebeyos pudieran formar parte de las magistraturas de Roma, o que fuesen legales los matrimonios entre patricios y plebeyos. Pero aún así, la posición de los patricios mantuvo cierta preeminencia sobre los plebeyos; las instituciones patricias obligaban a los plebeyos, pero el Concilium Plebis(asamblea plebeya) solo tenía poder sobre los propios plebeyos. Era la última frontera para igualar a patricios y plebeyos como ciudadanos romanos. Pero los patricios, conscientes del poder que perderían, se negaron en rotundo.  Una vez más los plebeyos recogieron sus cosas, salieron de la ciudad, y durante unos días mantuvieron la intención de fundar una ciudad propia, esta vez en el Aventino (que, pese a formar parte de las siete colinas de Roma, no estaba urbanizada y quedaba como suburbio fuera de las murallas de la ciudad). ¿Por qué el Aventino? Pues para ver hasta qué punto había llegado la división interna en Roma, los plebeyos tenían su propia triada de dioses (Ceres – Liber – Libera) frente a la triada patricia o capitalina, y oficial del estado en cierta forma, (Júpiter – Juno – Minerva). Pues en el Aventino había un templo a Ceres, por lo que era ideal para, bajo la protección de la diosa principal de su triada, fundar la nueva ciudad. Los patricios, a la vista de los hechos, y conscientes de la fuerza plebeya, tuvieron que aceptar la igualdad real de los plebeyos, la unificación de los dos estados en Roma, y la potestad de la Asamblea Plebeya sobre toda la ciudadanía. Era conocida como Lex Hortensia.
Hasta qué punto fueron estas protestas las que consiguieron la igualdad entre patricios y plebeyos, o hubo más factores, es algo sobre lo que podríamos discutir semanas enteras sin llegar a una conclusión. Incluso es discutible si realmente tenían intención de crear una nueva ciudad, o era un órdago. Pero, como vemos, lo de acampar para protestar contra lo que se considera injusticia, ya lo hacían los romanos y, aunque sus pretensiones pueden variar con los indignados actuales, incluso la forma de gestionar los campamentos, la idea es la misma; paralizar el estado para demostrar a los de “arriba” el poder de los de “abajo”.