dissabte, 14 de novembre de 2009

SABADELL ROMANA (I): LA VIA AUGUSTA


El actual término de Sabadell, con aproximadamente unos 38 km2 de superficie, está vertebrado por el eje central del río Ripoll, que ha configurado a lo largo del tiempo unas terrazas superiores fértiles a ambos lados de su orilla, donde se han instalado grupos humanos ya desde la prehistoria.

Es en estas llanuras y suaves crestas paralelas al cauce del Ripoll, donde se encuentran emplazados los asentamientos romanos, visigodos y altomedieval, especialmente a lo largo de la sierra de Sant Iscle o sierra de la Salud en el lado de levante, ya lo largo de la sierra o cordillera de Can Feu a poniente del término.

De esta manera, y en cuanto al periodo romano inicial podemos constatar en Sabadell el paso del principal trazado de la vía romana que unía Roma con Cádiz, la famosa Via Augusta. Esta vía del interior puede ser fechada, en su trazado primigenio, en la época republicana, aunque se detecta una profunda y sistemática remodelación de todo su recorrido llevada a cabo por el emperador Augusto, en un contexto de reestructuración territorial amplio, que se ha datado en el decenio 16 / 6 aC.

En su recorrido al paso por el Vallès, esta vía enlazaba, según las fuentes itineraries, tres o cuatro mansiones diferentes: Semproniana y Praetorium (identificadas en la zona de la actual Granollers / Parets y La Roca del Vallès), Arragone (identificada en Los alrededores del santuario de la Virgen de la Salud de Sabadell) y Ad Fines (identificada en la actual Martorell). Así, en cuanto al tramo concreto que cruza el territorio del Vallés, este sabemos que vendría de Sant Celoni, por Llinars y La Roca, pasando por Parets, Sabadell, Sant Quirze, Ca n'Ametller / Sant Llorenç de Fontcalçada en Sant Cugat , sur de Rubí y Castellbisbal, para ir a cruzar el río Llobregat por el puente del Diablo en Martorell. Sin embargo, se desconoce por donde discurría físicamente gran parte de este trazado, ya que no disponemos, por ahora, de ningún tramo conservado o, cuando menos, identificado con certeza.

Así pues, según este itinerario ha sido posible plantear el paso de esta vía para la actual ciudad y término de Sabadell, atravesando longitudinalmente de este a oeste el término municipal y cruzando justo por medio del actual núcleo urbano. Esta vía pasaría por la villa romana de la Salud, bajando desde la sierra de Sant Iscle, cruzaría el río Ripoll en el lugar del puente de la Salud y sube por la orilla derecha hasta alcanzar el plano donde se emplaza la actual ciudad de Sabadell.

Los primeros restos que se identificaron en Sabadell atribuibles a este tramo de la vía Augusta fueron localizadas tras las riadas del año 1962, en el margen de la orilla derecha del río Ripoll pasado el puente de la Salud, a escasos metros del portal de la planta baja del molino de Torrella. En este punto el efecto de las riadas dejó al descubierto la secuencia estratigráfica en sección del camino de Caldes, donde había varias capas o niveles superpuestos. En el nivel más inferior, sobre la tierra virgen, había un espesor de pavimento de picaduras, construido con mortero y pequeños fragmentos de cerámica de época romana, entre ellos trozos de tegulae y de dòliums.

Posteriormente, en 1999, con la realización de una intervención arqueológica puntual la orilla izquierda del río Ripoll en el lugar del paso del antiguo camino de Caldes, se localizó por debajo de los niveles del camino un gran recorte antrópico con una consistente preparación de cantos rodados en su interior. Estos restos han sido propuestas como posibles vestigios del rudus inferior de un deteriorado tramo de la vía romana a su paso por el río Ripoll mediante vado. Hay que tener en cuenta que estos restos se encuentran localizadas entre lo que sería el tramo de bajada de la villa romana de la Salud y el tramo de subida al plan de Sabadell.

(Texto extraido de la pàgina web de la Oficina del Patrimonio del Ayuntamiento de Sabadell)